reclamar estafa camiones

Cómo reclamar la devolución del dinero cobrado de más por el fabricante del camión

Informe Pericial

Lo primero que vamos a necesitar es documentar la reclamación. Hacen falta los datos de marca, modelo y fecha de compra junto con la factura de compra y que esta factura corresponda al periodo indicado 1997 a 2011

Luego elaboramos un informe pericial que incorpore a tu caso específico los puntos sancionados por la Unión Europea para no dejar resquicios a argucias legales y basar la reclamación en argumentos probados que aprovechen el trabajo de investigación de la UE que ha llevado a estas sanciones multimillonarias a los fabricantes.

sobreprecio en camiones europeosReclamación por escrito

Con todo el expediente que elaboramos solo falta remitirlo formalmente al Fabricante para que sirva como primer paso para todas las reclamaciones. Este Expediente se puede construir muy rápida y fácilmente porque se trata de la factura de compra y de aprovechar el soporte legal y el informe pericial cuya estructura general también tenemos disponible y a la que solo falta incorporar los datos específicos como la estimación del daño causado y el dinero a reclamar.

Demanda judicial

Si el fabricante no se aviene a un acuerdo el siguiente paso es reclamar por la vía legal sabiendo que el 99% de las demandas presentadas con el debido informe pericial y la fundamentación legal adecuada son aceptadas por el juez y resueltas con brevedad, aunque hay variaciones de tiempo en función de la cuantía reclamada.

Información sin compromiso sobre cómo reclamar a los fabricantes de camiones

por favor rellena el siguiente formulario y te atenderemos con la mayor brevedad. Gracias


¿Has comprado un camión de más de 6 Tn entre 1997 y 2011?

Marcas implicadas en la estafa de los precios pactados para camiones

Si el camión fue fabricado por Mercedes (Daimler), DAF, Renault-Volvo, Iveco, Scania o MAN y lo compraste entre 1997 y 2011 resulta que has pagado un sobre precio. Y encima has contaminado más de lo que hubiera hecho falta si estos  fabricantes no hubieran entorpecido la puesta en marcha de innovaciones en los motores.

Se calcula que hay unos 150.000 transportistas en España que pueden reclamar indemnizaciones a estos fabricantes. Hay un plazo de 1 año desde que se inicia la reclamación.

¿Qué tipos de camiones están afectados?

Puedes reclamar si tienes un camión adquirido entre 1997 y 2011 a uno de estos fabricantes y que tenga más de seis toneladas. Vale cualquier tipo de adquisión: compraventa, leasing o renting. 

En 19 de julio de 2016,  la Comisión Europea comunicó públicamente la imposición  una histórica sanción  de 2930 millones de euros  a cinco fabricantes  de camiones, por el establecimiento de un cartel de precios entre los años 1997 y 2011, repercutiendo igualmente  los costes derivados de la normativa medioambiental europea. Esto afecta al Artículo 101 del Tratado de funcionamiento de la Unión Europea y el Artículo 53 del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, que prohíben cárteles y otras prácticas restrictivas de negocio. Daimler tendrá que pagar 1.008 millones, DAF 752,7 millones, Volvo-Renault 670,5 millones e Iveco, 494,6 millones. Scania, otra empresa del grupo alemán Volkswagen —involucrado en otro escándalo relacionado con las emisiones—, que prefirió no pactar la multa con la Comisión, ha sido condenada a pagar más de 800 millones, lo que puede elevar el importe definitivo por encima de los 3.000 millones.

 La comisaria Europea para la competencia  MargretheVestager, manifestó ante la prensa el pasado   19 de julio:

“Hoy hemos dejado constancia de una infracción grave mediante la imposición de multas récord. En total, hay más de 30 millones de camiones en las carreteras europeas, que representan unas tres cuartas partes del transporte terrestre de mercancías en Europa y que juegan un papel vital para la economía europea. No es aceptable que MAN, Volvo/Renault, Daimler, Iveco y DAF, que juntos representan unos 9 de cada 10 camiones medianos y pesados fabricados en Europa, formaran parte de un cártel en vez de competir entre ellos. Durante 14 años se pusieron de acuerdo en la fijación de precios y en la repercusión de costes del cumplimiento de las normativas medioambientales a sus clientes. También es un mensaje claro para las empresas: los cárteles no se aceptan.”

Las marcas afectadas por esta sanción son MAN, VOLVO/RENAULT, DAIMLER, IVECO Y DAF,aunque existen otras como Scania que se ha negado a reconocer los hechos y de momento ha recibido una sanción superior al resto, en torno a 880 millones de euros. Es curioso que MAN y Scania pertenezcan al mismo Grupo (Volkswagen) y estén actuando de forma radicalmente distinta. Scania lo niega todo y MAN ha sido la que dió cuenta a las autoridades de la existencia del cártel.

Según  se pone de manifiesto en el expediente sancionador, estas cinco marcas acordaron en 1997 la fijación de unos precios mínimos en la venta de camiones, este acuerdo duró hasta 2011, perjudicando con ello a los adquirentes de este tipo de vehículos, quienes abonaron importes superiores a los que hubieran correspondido en un mercado libre.

reclamar sobreprecio camiones¿Cuánto dinero me tienen que devolver?

Existen ya en este momento estimaciones del sobreprecio abonado por cada vehículo que en algunos casos cifran el perjuicio en hasta el 20% del valor de cada camión.  ha llegado ya el momento de iniciar las reclamaciones porque las sanciones ya son firmes y la obligación de devolver el dinero cobrado de más también. Los compradores de los camiones pueden ya reclamar importes que podrían oscilar entre un 10% y un 20%  del precio de compra de cada vehículo. Para saber qué importe exacto puedes reclamar necesitas un informe pericial. Ya estamos preparados también para analizar tu caso.

Recuerda que los seis fabricantes juntos son responsables de nueve de cada 10 camiones vendidos en Europa. En total transportan tres cuartas partes de los bienes que se mueven por tierra en el continente, según datos del Ejecutivo comunitario.


 

Acciones legales a ejercitar contra el Banco Popular

Breve explicación del desastre bancario y acciones judiciales a ejercitar.

Los paralelismos entre la ampliación de capital del Banco Popular con la salida a Bolsa de Bankia son evidentes. El Tribunal Supremo consideró, en el “caso Bankia”, que debía devolver lo invertido más los intereses legales cuando el inversos fuera minorista puesto que la información suministrada fue errónea y, por tanto, las intenciones que movieron a los accionistas a invertir estaban viciadas (la información en la que se basaban no era correcta).

En el caso del Banco Popular, todos los indicadores apuntan a que la crisis inmobiliaria en la que estaban sumidos era más profunda y afectaba en mayor medida a su negocio principal que lo que hicieron ver al cliente. De esta manera, lo aportado por cada uno de los nuevos accionistas fue a caer en un agujero inmobiliario de la entidad, que no tenía retorno, pues era lo suficientemente profundo como para no solucionarse con la ampliación de capital.

En la ampliación de capital llevada a cabo en el año 2016, el Banco ha podido incurrir en varias irregularidades, tales como la asistencia financiera llevada a cabo con varios adquirentes de acciones a quienes les concedieron créditos/préstamos para acudir a la ampliación, o la concesión de esos créditos/préstamos a determinados clientes en condiciones muy ventajosas.

Acciones legales a ejercitar.

Dependiendo del caso concreto, se ejercitarían acciones de nulidad, resolución contractual y/o daños y perjuicios.

¿Quién puede reclamar?

  • Quien adquirió sus acciones en el mercado primario.
  • Quien adquirió sus acciones en el mercado secundario (en Bolsa).
  • Quien sea bonista y haya visto candejados sus bonos en acciones.
  • Quien sea inversor de deuda subordinada y haya visto reducida a cero el valor de su participación.

Puedes consultarnos tu caso sin compromiso.


Banco Popular ¿Quién puede reclamar?

Cómo saber si puedo reclamar y cómo ganar seguro

Hay 4 grupos de personas que pueden reclamar la devolución del capital invertido (más intereses) perdido por la fraudulenta gestión del Popular:

  • Los que invirtieron en deuda subordinada en la emisión de deuda de 2011

  • Los poseedores de bonos “necesariamente convertibles” en acciones (“cocos”)

  • los que compraron acciones en la ampliación de capital de 2016

  • los que compraron bonos del banco popular tipo AT1

estafa del popular por fechas

¿Cuánto dinero puedo reclamar?

Todo el dinero invertido más los intereses habidos desde que hiciste la inversión. En algunos casos puedes reclamar daños y perjuicios

¿Qué es un bono tipo AT1?

Es un título de deuda emitida, en este caso  por el Banco Popular, por la que el inversor que compra ese título aporta capital adicional al Banco en el primer nivel (tier1). Esto suele significar que tienes “preferencia” sobre otros tipos de inversión con algunos derechos adicionales. En todo caso AT1 significa capital adicional de primer nivel Adittional Tier 1 (AT1 o cocos en la jerga). A nuestros efectos como inversores estafados significa que hemos perdido todo el capital invertido en este tipo de bonos, a pesar de la etiqueta de “renta fija garantizada” con que se vendieron. Los “cocos” se emitieron con un valor de  1.250 millones de euros  en 2013 (500 millones) y en 2015 (750 millones) y se han transformado en acciones que no valen nada.

 

¿y Qué es la deuda subordinada?

Deuda subordinada corresponde a titulos de deuda de nivel 2. (Tier 2, en la jerga).

Se pueden definir las obligaciones subordinadas como un producto financiero de alto riesgo, recomendado tan sólo para inversores expertos y de perfil arriesgado, que consisten en la emisión por una entidad financiera de una serie de títulos valores de renta fija con un rendimiento determinado para un plazo de diez años que ofrece una rentabilidad superior a la de otros productos más tradicionales y que los bancos suelen comercializar como similares a las imposiciones a plazo fijo, siendo en realidad muy diferentes.
Esa mayor rentabilidad que ofrece el producto se puede ofrecer gracias a una contrapartida de la que no se informa adecuadamente a los inversores y es que, ante una hipotética insolvencia sobrevenida del Banco emisor, para recuperar la inversión nos encontramos con el adjetivo “subordinada” que significa realmente que  otros muchos acreedores del Banco cobrarían antes que nosotros. Por eso en un proceso de liquidación del Banco (que tampoco se ha dado como tal) la deuda “subordinada”  que queda subordinada en el orden de prelación que se establecería para cobrar en un proceso de liquidación de la entidad.

Al ser productos a medio o largo plazo el inversor debe hacer una previsión de la posible rentabilidad del producto a 5 o 10 años, lo que exige unos altísimos conocimientos del sector financiero que hacen que el producto en cuestión no sea recomendable para inversores de un perfil no experto o conservador, siendo apropiado sólo para inversores profesionales que, a cambio de una alta rentabilidad, estén dispuestos a asumir un elevado riesgo.

las obligaciones subordinadas en las que muchos clientes del Popular han invertido perdieron todo su valor. Esos clientes confiaron en lo que, a priori, se les presentó como un producto muy seguro y rentable, garantizado por el capital del propio banco, cuando en realidad no era así.

Lo interesante de todo esto es que a pesar de la complejidad de este tipo de productos la reclamación al Popular no se fundamenta en si eres un inversor avezado, minorista, mayorista, institucional o experto en bolsa. La reclamación que nosotros proponemos y a la que los jueces están dando la razón se basa en otro hecho: la estafa del Banco Popular al no proporcionar la información necesaria al inversor.

Clave del éxito para recuperar la inversión + intereses

La clave es el informe pericial que hacemos en Vidau Abogados para adaptar tus circunstancias personales a las situaciones que prevee la Ley para tener derecho a una devolución de todo lo invertido y además los intereses del dinero depositado, incluyendo además la obligación de pagar las costas al Banco Popular. En el informe pericial se especifica el tipo o tipo de productos financieros en los que invertiste y la causa legal por la que te tiene que devolver el dinero el Banco. No es lo mismo poseer deuda subordinada que acciones del mercado secundario (compradas en la bolsa) por poner un ejemplo. En los dos casos conseguimos que el Juez estime tu reclamación pero con unos fundamentos legales muy distintos.

Si quieres preguntarnos algo, sin compromiso, por favor ponte en contacto con nosotros. Gracias y ánimo, que esto se puede ganar.


 

Posibles Resultados de la reclamación al Banco Popular

Sólo hay 4 posibles resultados de las reclamaciones que hacemos desde nuestro bufete y la APDEF para pedir que te devuelvan tu inversión en los diversos productos afectados (ver aquí los tipos de producto financiero afectados) y son estos:

1.- Sentencia favorable con condena en costas al Banco Popular

2.-Sentencia favorable sin condena en costas al Banco Popular

3.- Sentencia desfavorable sin condena en costas

4.- Sentencia desfavorable y con condena en costas

resultados posibles si demando al popular

Pregúntanos sin compromiso, es gratis


¿Qué gastos supone demandar al Popular?

Si haces una demanda por la via Civil tienes unos gastos mínimos dependiendo de la cuantía que reclamas al Popular (del que responde ahora el banco Santander). Desde nuestro bufete y con la APDEF te garantizamos no pasar de estos importes:

  • 250€ Reclamaciones menores de 6000€
  • 350€ si reclamas al Popular entre 6000 y 20.000€
  • 400€ para cuantías entre 20.000 y 50.000€
  • 500€ reclamaciones entre 50.000€ y 100.000€

Si nuestro bufete lleva tu caso incluimos en estos gastos:

  • Hacer un poder notarial
  • gestiones de notificación al Banco popular (burofaxes, etc)
  • provisión para el procurador
  • provisión para el abogado
  • Informe pericial que es clave para que el Juez pueda aplicar los criterios que venimos comentando en otros artículos

¿Qué pasa si ganamos?

Si cuentas con abogados con experiencia tienes un 99% de posibilidades de ganar. El Juez condenará normalmente en costas al banco y nosotros nos llevaremos un porcentaje menor del 10% de la cuantía que finalmente recuperes del Banco Popular

¿Qué pasa si perdemos?

Es casi imposible perder pero por tener todo claro, puede ocurrir que el juez tenga un día malo y no se avenga a razones ni a la jurisprudencia ya existente en otros juzgados. En el peor de los casos lo que puede ocurrir es que no consigamos nada y encima nos condenen a pagar costas al abogado y procurador del Banco. En este caso, que hasta ahora no nos ha sucedido en más de  5600 sentencias, tus gastos serían entre 5000 y 6000€ dependiendo de la cuantía reclamada. Eso sí, tiene que ser sentencia firme y siempre queda ganar en segunda instancia cuando sea posible y se quiera agotar esta vía.

Para ver los 4 resultados posibles en más detalle mira nuestro artículo “Posibles Resultados de la reclamación al Banco Popular

Pregúntanos sin compromiso. Es gratis


Plazos para reclamar al Banco Popular

Depende de la acción legal que emprendas. En general tienes como mínimo 3 años pero hay acciones civiles que pueden tener de plazo 4 y 5 años para poder presentarlas.

Lo mejor es que nos cuentes tu caso sin compromiso. No te cobramos nada por asesorarte.

saludos

 

Tipo de inversor que puede reclamar al Banco Popular

Hay una gran confusión sobre esta cuestión. La respuesta es sencilla: cualquier tipo de inversor puede reclamar al banco popular por la pérdida de sus inversiones. La reclamación al Popular no se fundamenta en si eres un inversor avezado, minorista, mayorista, institucional o experto en bolsa. La reclamación que nosotros proponemos y a la que los jueces están dando la razón se basa en otro hecho: la estafa del Banco Popular al no proporcionar la información necesaria al inversor. Un inversor, avezado o no, tiene derecho a ser informado verazmente de las circunstancias del estado del Banco que pueden afectar a la rentabilidad o al nivel de riesgo de la inversión que vas a hacer. Si, de forma deliverada, esta información se te oculta tienes derecho a que se de devuelva tu inversión más los interesess.

No importa lo informado o  no que seas como inversor sino que te han mentido sobre la inversión que has hecho.

Por supuesto, esta reclamación solo se puede hacer sobre inversiones donde se ha mentido al inversor como es el caso de la ampliación de capital de 2016 o la emisión de deuda subordinada de 2011. Pincha aquí para saber exactamente en qué inversiones y circunstancias puedes reclamar.

La clave del éxito en la reclamación es el informe pericial que hacemos donde se incluyen este y otros factores que convierten la demanda en favorable al inversor maltratado por la directiva del Popular.

Si quieres mas informacion sin compromiso, gratis, preguntanos

 

¿Qué me ofrece el Banco si negocio no reclamar judicialmente?

negociar recuperar la inversion en el popularBonos de fidelización

En realidad no existe legalmente algo llamado “bonos de fidelización”. Es un término de marketing para hablar de una suscripción de obligaciones perpetuas por parte del inversor. Esto de “perpetuas” quiere decir que no puedes venderlas, tan solo el Banco Santander, nuevo propietario del banco Popular, puede decidir devolverte el dinero o no. Te cambian tus acciones o bonos del Popular por papelitos del Santander. Nunca por dinero en efectivo.

Posibilidad de amortización a los 7 años

Puedes amortizar esos bonos a los 7 años para cambiarlos, por su valor nominal, por acciones u otros productos financieros del Santander. Recuerda el punto primero: “posibilidad” no significa “garantía de amortización” necesariamente.

Rentabilidad del 1% anual no garantizada

Los bonos de fidelización que te da el Santander a cambio de tus inversiones en el Popular tienen una rentabilidad del 1%. Desgraciadamente la letra pequeña dice que esa rentabilidad “no está garantizada”. Es decir, que depende de cómo le vaya al Santander y de si su Consejo decide retribuirte o no.

Valor real del 70%

Si tu inversión en el Popular era de 100€ ahora vale 70€. Bueno, según el discurso del Banco ahora tu inversión no vale nada y el Santader te hace un regalo de un bono por el 70%. EL 30% se lo queda el Santander por salvarte ese 70%. Y ¿por qué el banco Santander quiere hacerte este regalo? ¿les da mucha pena tu situación? Puede ser. También puede ser que el Santander quiera desincentivar que reclames judicialmente, porque la posibilidad que tienes de ganar es superior al 99%. Haz tus números.  Menos da una piedra pero esta piedra duele.

Renuncia a ejercitar acciones legales

Evidentemente si firmas este acuerdo renuncias a que te devuelvan la inversión más los intereses de demora. Lo tomas o lo dejas.

Efectos fiscales

Esto es un tanto irónico pero es lo que hay. Resulta que el Santander te “regala” unos bonos y por tanto tu patrimonio se incrementa. Hacienda te espera en el IRPF para reclamarte su 19% como mínimo sobre tu incremento patrimonial. Creo que debes pensar un poco esto. El banco de santander te hace un regalo para evitar aceptar que tu inversión en el Popular tiene o tenía un valor. Como no es una conversión de acciones no cuenta tu pérdida de valor fiscal que pueda compensar tu “ganancia” con los bonos de fidelización.

Haz una sencilla cuenta:

si tenías 100€ en inversión en el Popular ahora tienes 0€ pero el Santander te regala unos bonos por 70€ de los cuales Hacienda se lleva un 19%. Esto son: 70€*19% =13,3€. El resumen sencillito y aproximado es que si tenías 100€ ahora te van a quedar 100€ – 30€ – 13,30€ = 56,70€

Suponemos que es el precio del miedo. Si no reclamas judicialmente lo pierdes todo y el Santander te ofrece un bono por un poco más de la mitad. La otra opción es reclamar con lo que pueden ocurrir 4 resultados posibles. Pulsa aqui para verlos

Creo que tu responsabilidad es informarte lo mejor posible antes de tomar una decisión. Preguntanos sin compromiso. Es gratis.


 

Novedades Hipotecas multidivisa

 Por qué se pueden reclamar las hipotecas multidivisa

Hay personas que están pagando más intereses sin disminuir el importe principal de la hipoteca desde hace años. La hipoteca multidivisa está indexada en el principal y los intereses. Se trata de un producto financiero complejo que ha causado enormes problemas a los clientes bancarios que fueron atraídos por promesas de muy bajos tipos de interés como contratar la hipoteca en yenes japoneses y similares. La idea era que si pagas los intereses en una moneda extranjera que tiene los tipos de interés de referencia muy bajos te puedes beneficiar de esa diferencia con respecto al tipo de interés de referencia del euro que es el euribor. Lo que no te explicaban era que el principal, el capital a pagar que corresponde al valor del bien hipotecado, también va “indexado”, referenciado a la moneda extranjera. Esto significa que si el diferencial entre el el euro y esa moneda extranjera cambia, sube o baja, también te afecta al valor total de la hipoteca, no solo a la parte de intereses.

En la práctica lo que ha sucedido es que estas divisas, como el yen, han evolucionado respecto al euro con constantes apreciaciones con lo que los intereses y  el importe principal de la hipoteca han ido aumentando al cambiar la divisa a euros, en vez de disminuir con los pagos mensuales. Si tienes una hipoteca en euros y la vas pagando el capital que vas debiendo cada vez es menor. Pero esto no ha ocurrido con las  hipotecas multidivisa. Lo irónico de la situación es que se suponía que podías cambiar de divisa de pago cuando quisieras pero el consumidor no experto financiero no puede estar pendiente de cambiar el tipo de divisa cada mes y además no puede hacerlo. Lo tienen o tenían que hacer desde el Banco. En en banco las personas ni siquiera tenían claro cómo proceder en estos casos y daban largas. Aunque te dieras cuenta de que pagabas mucho más de lo previsto no tenías medios para reaccionar.

Para que se entienda ponemos un ejemplo. Hay bastantes casos donde tu contratabas una hipoteca por 200.000€  y acabas debiendo 300.000€ al cabo de varios años de haber estado pagando los recibos mensuales escrupulosamente. Podría haber sido al revés, claro, pero no fue así y ni el  personal del Banco ni el consumidor estaban preparados para afrontar este tipo de vaivenes. Como el Banco es más fuerte pasó de buscar soluciones y al consumidor le ha quedado ir pagando cuotas mensuales mucho más elevadas para evitar ser deshauciado.

Como ves se trata de un producto muy complejo que no se ha explicado bien al consumidor y por eso ahora se puede reclamar. Una cosa es querer ahorrarte un dinero en pago de intereses y otra cosa es que el Banco se aproveche de la buena fe del cliente y no ponga en su conocimiento las tendencias de revalorización de divisas como el yen o que cambiara el tipo de hipoteca sabiendo que el cliente no estaba capacitado ni para pagar ni para entender cómo funcionan esas hipotecas multidivisa.

La información si tiene valor y el Banco estaba obligado a informar adecuadamente a los consumidores.

Sentencia 4 de julio de 2017

Para estas hipotecas multidivisa y para cualquier demanda relacionada con las cláusulas suelo o con clausulas abusivas en la hipoteca hay que tener en cuenta quien tiene que pagar las costas en caso de perder la demanda. Además hay unos costes de los informes periciales que tienen que estar bien hechos para demostrar el desequilibrio entre las partes contratantes. Hay que armar bien la demanda.  La idea de fondo es que el consumidor JAMAS habría contratado esa hipoteca si realmente supiera el riesgo asociado y el Banco se lo hubiera explicado bien. Para demostrar estos riesgos hay que contar con información sobre el mercado de divisas en el momento de la firma de la hipoteca y de las tendencias del yen frente al euro que ya se conocían. Todo esto cuesta dinero. En este punto es cuando la sentencia del Supremo sobre Costas judiciales y periciales en caso de disputa judicial con el banco adquiere importancia crítica:

La sentencia del Supremo dice que las entidades financieras tienen que hacer frente a las costas cuando el consumidor gana la demanda en caso de hipotecas multidivisa o de las clausulas suelo. El tribunal supremo sienta el principio de que las entidades financieras tengan SIEMPRE que hacer frente a las costas en este tipo de demandas para poder dar la posibilidad real al consumidor de reclamar sin miedo las clausulas abusivas.

En segunda oportunidad tenemos experiencia real en demandas para defender a los clientes en hipotecas multidivisa. Hay más afectados de lo que se está comentando que no tenían realmente ni idea de lo que se les venía encima. Merece la pena reclamar, más incluso que en el caso de las cláusulas suelo.

Consúltanos tu caso, sin compromiso alguno.